En su compromiso de responsabilidad social y en devolver a la sociedad parte de lo que reciben de ella, Grupo Disfrimur, ha mostrado una vez más, su parte más humana y solidaria, participando en la campaña “Que nadie pase hambre en la Navidad” y en la que han colaborado los trabajadores de la compañía donando productos de primera necesidad.

La campaña, que ha sido organizada por la Fundación Marcelino Oliver, nace con el objetivo de recaudar el mayor número de alimentos necesarios para distribuir a los colectivos más vulnerables a través de comedores sociales y diferentes asociaciones como Cáritas o Cruz Roja. DFM Rent a Car, la empresa de alquiler de vehículos que pertenece a Grupo Disfrimur y que lleva colaborando con la Fundación de Marcelino Oliver desde sus orígenes, es la encargada de la logística y movilidad de la campaña solidaria que finalizará el próximo 18 de diciembre con motivo de la entrega, a nivel nacional, de los alimentos recaudados bajo el lema "Tu gesto cuenta".

Tras el vínculo que une a empresa y fundación, la compañía, ha querido dar un paso más y no solo ha colaborado con el transporte y la logística, sino que, trabajadores de la empresa, han aportado su granito de arena donando alimentos de primera necesidad y no perecederos, tales como aceite, leche, galletas, pastas o legumbres, entre otros.

Así mismo, desde la Fundación se ha destacado que dos de sus "pilares fundamentales" en la campaña “Que nadie pase hambre en la Navidad”, son la solidaridad ciudadana y la solidaridad empresarial. Ambos pilares que han estado presentes en la entrega y recogida de productos que ha tenido lugar en la sede central de Grupo Disfrimur.

Compártenos en las redes sociales: